Ushuaia, Tolhuin, Tierra del fuego

La Isla Grande de Tierra del Fuego es el último rincón del continente sudamericano. Limita al norte con el estrecho de Magallanes, al este con el océano Atlántico, al sur con los canales de Beagle y Moat, y al oeste con una linea que baja hasta el canal del Beagle. La gran isla fueguina esta dividida entre dos países, el Oeste de la isla Grande de Tierra del Fuego pertenece a Chile y el Este de la isla pertenece a Argentina


En la provincia de Tierra del Fuego el clima es frío, con temperaturas medias que no superan los 6 ºC. Una característica que la diferencia del resto del país es que aquí, la cordillera de los Andes corre casi horizontal en vez de vertical, por lo que la isla queda dividida en dos partes muy bien diferenciadas. Al norte, se conserva el paisaje de la Patagonia esteparia y al sur, el típico paisaje montañoso con las laderas andinas cayendo al mar. Las montañas no sobrepasan los 1500 metros, se sumergen en el mar para transformarse en una larga cordillera submarina cuyos picos más altos son las pequeñas islas que emergen.

La isla fue descubierta por Fernando de Magallanes en el año 1520. Al cruzar el estrecho, desde los barcos, los marineros divisaban el humo de las fogatas de los campamentos indios y la llamó Tierra de los Fuegos. A pesar del duro clima, los indígenas yámanas y los selknam que habitaban estas tierras, iban casi desnudos, apenas se cubrían con pieles y solo con el fuego de las hogueras se mantenían calientes. Los fueguinos llevaban un fuego encendido incluso dentro de las canoas, sobre un poco de arena, para protegerse del frío austral.


Ushuaia, la llamada Ciudad del Fin del Mundo, es la capital de la provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur. Ubicada en las costas del canal de Beagle y al pie de los Andes es la ciudad más austral del mundo. Desde su puerto zarpan buques que se dirigen hacia la Antártida para expediciones científicas y turísticas.


La ciudad nació en 1884 como un destacamento de prefectura naval, pero el destino lo marcaría la instalación de un presidio en 1902. Pronto se abarrotó con ochocientos presidiarios, entre los que había desde los asesinos más peligrosos hasta presos políticos o simples estafadores. Los presos trabajaban en talleres, y los que mostraban buen comportamiento, podían salir diariamente al exterior a talar árboles. El penal se cerró en 1947, es hoy un museo símbolo de la ciudad.




Un dato insólito: el índice de masculinidad alcanza el 110 por ciento. El crecimiento se produjo hace unas décadas cuando varias empresas electrónicas multinacionales se establecieron allí gracias a la exención fiscal. Actualmente es una ciudad dinámica, con poco desempleo y condiciones de vida bastante mejores que las del resto del país, aunque vivir en este lugar del mundo con temperaturas tan extremas en invierno es difícil.

Replica del Faro del Fin del Mundo


En ciudad de Ushuaia, desde los muelles se pueden contemplar sus casas de colores que se encaraman por las laderas hacia las montañas de bosques verdes, coronados de picos blancos por la blanca nieve.

La avenida Maipú bordea la bahía y el puerto, pero donde se concentran las tiendas, cafeterías y restaurantes, está en una calle más arriba, en la avenida San Martín. El centro urbano recuerda un paisaje nórdico, por la madera de las casas y los tejados de colores. En sus calles el penal también está presente con escenas representativas y graffitis.







La primera excursión que hicimos al llegar a Ushuaia fue un recorrido por el Parque Nacional Tierra del Fuego. A 14 Km. de la ciudad se encuentra el parque, que tiene una extensión de 63.000 hectáreas de las cuales solo 2.000 están abiertas al publico, el resto del parque está catalogado como "reserva estricta".

En el trayecto podemos contemplar el originario bosque fueguino, donde abundan los arbustos, las lengas, ñires, canelo, abetos y arces. También pudimos observar las castoreras producidas por los castores que roen los árboles cortando las hojas y la corteza para alimentarse, afectando gravemente los árboles que no pueden sobrevivir.

Nos acompaña el río Pipo hasta llegar a la Bahía Lapataia, final de la ruta Nº 3 proveniente de Buenos Aires a 3.079 Km. de distancia. Las cimas nevadas de la cordillera alpina están siempre presentes.







Nos acercamos al lago Acigami, que significa "cesta alargada". Este lago, de aproximadamente 11 Km. de largo, es el resultado de un embalse natural del río Lapataia, y gran parte de su extensión pertenece a territorio chileno.  El agua del lago forma pequeñas olas deslizando su espuma hasta una playa de gruesa arena.




Junto al río Lapataia se encuentra el centro de interpretación Alakush donde hay una exposición sobre los pueblos originarios que habitaban esta zona. En el mirador hay información de las diferentes aves que se encuentran en el parque.



Por último nos acercamos a la bahía Ensenada. Se puede llegar a esta bahía a través del Sendero de la Costa, saliendo de la bahía  Lapataia. Tiene 8 Km. de recorrido y se puede conocer la costa marina andando entre pequeños barrancos y algunas pequeñas playas.

Nosotros llegamos en coche por un camino de fácil trayecto. También está la posibilidad de navegar hasta la Isla Redonda que se encuentra frente la bahía, partiendo de un pequeño embarcadero llamado "Puerto Guaraní". En el mismo embarcadero se encuentra una pequeña oficina de correos de Argentina, por si alguien quiere enviar una postal desde la oficina de correos del Fin del Mundo.







Otra excursión muy interesante es el recorrido por el canal de Beagle. Este brazo de mar situado en la extremidad meridional de Sudamérica, comunica los océanos Atlántico al Este y Pacífico al Oeste, mide aproximadamente unos 250 Km. de largo, mientras que su anchura oscila entre 3 y 15 Km. La costa septentrional pertenece a Chile. Las pequeñas islas situadas en su acceso sudoriental, durante gran parte del siglo XX fueron objeto de disputas de soberanía entre las dos repúblicas latinoamericanas ribereñas. El 29 de noviembre de 1978 firmaron un Tratado de Paz y Amistad y terminaron las disputas.

                                             Panorámica del canal de Beagle desde el hotel


Después del almuerzo nos dirigimos al puerto donde vemos amarrados buques de transporte naval, barcos comerciales, turísticos y científicos. Tiene un importante tráfico de contenedores y en él recalan un importante número de cruceros turísticos cada año.
Nosotros subimos a bordo de un catamarán dispuestos a recorrer un trocito de canal. La excursión nos llevó primero a contemplar la "Isla de los Pájaros" una isla llena de cormoranes  y algunas gaviotas.




Un poco más lejos encontramos la "Isla de los Lobos" una colonia de lobos marinos descansaban en sus rocas acompañados de algunos pájaros.




Seguimos más adelante hasta la isla Eclaireus con el famoso Faro, mal llamado, del Fin del Mundo de 23 m. de altura. Encontramos más cormoranes vigilantes del faro.



Llegamos hasta la isla Martillo donde avistamos una colonia de pingüinos Magallánicos, al acercarnos vimos estos graciosos animales que tranquilamente se paseaban en la orilla del agua y algunos incluso tomaban un baño, hasta que de pronto nos sorprendió un temporal de viento y lluvia que hizo resguardar a los pingüinos en sus madrigueras y a nosotros dentro del catamarán.





Durante todo el recorrido podemos contemplar las dos costas, la argentina y la chilena, las dos acompañadas por la silueta de los montes andinos con sus picos nevados.


Una visita a Tolhuin fue nuestro último recorrido por la provincia Tierra del Fuego. Los 102 Km.  que separan Ushuaia de Talhuin transcurren entre la cordillera de los Andes, por la ruta nacional 3, a través del Paso Garibaldi.


Salimos por la mañana y nos dispusimos a transitar entre los montes alpinos. Pasados 25 Km. nos paramos para ver un criadero de perros Husky llamado Siberianos de Fuego. Estos perros participan en torneos mundiales. Allí pudimos ver a un centenar de estos perros acompañados de su cuidador y su entrenador. Cerca del criadero de perros esta el centro de esquí Cerro Castor. Sus pistas son muy apreciadas en invierno por esquiadores de Argentina y Brasil.




Pronto llegamos a un mirador donde pudimos contempla la primera vista panorámica del lago Escondido, y a lo lejos se divisaba del lago Fagnano. Nos acercamos al lago Escondido y pudimos ver en la orilla del lago, el aserradero Bronzovich.
De las aguas del lago Escondido nace el río Milva que sigue entre bosques hasta su desembocadura.


Aserradero Bronzovich

                                                                Nacimiento del río Milva

Pasados unos 40 Km. se encuentra el lago Fagnano, con sus 100 Km. de largo es el sexto mas grande de Sudamérica. La mayor parte del lago se encuentra en territorio argentino, pero el 7 % del lago pertenece a Chile. El nombre de Fagnano fue puesto en homenaje a un sacerdote católico de la orden salesiana. Uno de los ríos que desemboca en el lago, es el río Turbio. Cruzamos un pequeño puente para llegar a Tolhuin.




                                                                         Río Turbio



El pueblo de Tolhuin tiene unos 3.000 habitantes y fue creado en 1972 para familias que trabajaban en el aserradero cercano. Esta pequeña ciudad se encuentra a unos 100 Km. de Ushuaia y 120 de Río Grande, es la única población entre las dos capitales. Con el paso de los años esta localidad se ha provisto de hosterías, cabañas o campings para albergar a los visitantes que desean pasar allí sus vacaciones. Al encontrarse en la cabecera del lago Fagnano y rodeada de bosque, el turismo tiene posibilidades de hacer tours de pesca y caminatas por el bosque.


Un lugar de encuentro para los habitantes de Tolhuin y para los que viajan de paso, poder comer algo rápido y degustar sus exquisitos productos, es la panadería La Unión. No es una panadería cualquiera, es un lugar donde muchos famosos han dejado testimonio de su paso con fotografías que están colgadas en las paredes del establecimiento.


La última panorámica de Ushuaia desde el avión al alejarnos de la ciudad.