La Plaza de las Catedrales del Kremlin de Moscú

Dentro del recinto del Kremlin, es necesario detenerse en la Plaza de las Catedrales, allí se concentran algunos de los edificios religiosos más emblemáticos de la historia, la arquitectura y la religión rusa.
En el siglo XIV, el príncipe Iván III inició una reconstrucción grandiosa del Kremlin, para tal fin vino de Italia el arquitecto Aristóteles Fioravanti con sus discípulos. Durante este periodo fueron construidas las catedrales de la Asunción, que en ella fueron coronados todos los zares, la catedral de la Anunciación y la Iglesia del Manto de la Virgen con una sola cúpula. En esta época tambíen se costruyó el Palacio de las Facetas, servia para grandes recepciones y actos públicos, nosotros lo encontramos en fase de restauración.



Mas tarde entre 1505 y 1508 se construyó la Catedral del Arcángel San Miguel, es muy hermosa, en su interior fueron enterrados los Zares de Rusia y sus familiares, hasta el siglo XVIII.



Frente a la catedral de la Asunción, yergue la torre vieja más alta de la ciudad (83m) cuyo campanario fue erigido en 1508 por el zar Boris Godunov en honor de Iván III el Grande, entre sus 33 campanas hay una de 65t. Detras de la torre, sobre una plataforma, está la campana mayor del mundo 198t., la “zar Kolokol “ o Campana del Zar. Fué fundida en 1733



La Plaza de las Catedrales se completa con la Iglesia de los Doce Apóstoles, fué encargada por el patriarca Nikon en el año 1653 como residencia señorial. La iglesia es casi tan importante como sus vecinas catedrales del siglo XV debido a su ubicación, ya que sus dos arcos dan paso a la plaza.

Detrás de la Iglesia de los Doce Apóstoles en la Plaza Ivánovskaya podemos contemplar el gran Cañon del Zar, que nunca se disparó, es sin duda, con sus 40 toneladas y 6 metros de largo, el cañon más grande del mundo.

8 comentarios:

  1. Nos estáis dejando una información muy interesante sobre Rusia. Es uno de aquellos destinos que vamos aplazando y no sé bien por qué. Quizás porqué el carácter de los rusos no invita demasiado a visitar su país. Lo que está claro es que tiene atractivos de sobra para viajar hasta allí. Unas fotos muy chulas que lo demuestran.

    ResponderEliminar
  2. Hola MTTJ. Los rusos tienen fama de ser muy serios, pero nosotros tuvimos la suerte de encontrar gente en los autobuses y en el metro que nos informaron con mucha amabilidad.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Tiene que ser increíble y con vuestros relatos cada vez me entran más ganas de ir para allá!!!! Un saludito. ;-)

    ResponderEliminar
  4. Que maravilla, el cañon es impresionante y ala vez inquietante.
    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Babyboom. Las catedrales ortodoxas están llenas de pinturas y muy adornadas, lástima que para fotografiarlas tienes que pagar.
    Saludos.


    M. Euginia, el cañón es enorme pero nunca lo utilizaron, seguramente solo sirvió para demostrar el poder de la época.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Hola,

    Enhorabuena por el blog, está muy bien !!

    Tomo buena nota de la Plaza de las Catedrales, para una futura visita a Rusia, pero me pasa igual que a María Teresa, el carácter ruso y los trámites burocráticos me echan para atrás...

    Saludos y os seguiré leyendo.

    ResponderEliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  8. Gracias Víctor por tus comentarios y darnos la oportunidad de visitar tu blog del que nos hemos hecho seguidores.
    Saludos.

    ResponderEliminar