San Petersburgo, últimos días

Desde mediados de mayo a mediados de julio en las noches de San Petersburgo ocurre un fenómeno natural que llena la ciudad de gran excepcionalidad. Durante estos meses de primavera, la luz del atardecer se une con el amanecer formando las espectaculares Noches Blancas. En esta época del año se preparan conciertos y festivales. Las calles están llenas de gente en esas horas nocturnas y contemplan como los puentes se abren para dejar pasar los grandes barcos.


Foto de Lorey Planet

El último día de nuestra estancia en San Petersburgo amaneció con una mañana lluviosa. Decidimos coger el autobús que nos llevaría de la estación marítima fluvial hasta el metro y allí estaríamos a cubierto.
El metro de San Petersburgo no es tan famoso como el de Moscú pero sus estaciones también tienen su encanto. Sabíamos que una de las más bonitas era Ávtovo, pero se encontraba en obras.

9 comentarios:

  1. Había oído hablar de lo de las noches blancas pero no sabía bien qué era. No conozco ni las estaciones de metro de Moscú ni San Petersburgo pero tienen pinta de ser preciosas, nada qué ver con las de España (con alguna excepción), jejejeje. Un abrazo. ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. San Petersburgo está a pocos grados del Circulo Polar Ártico, no lo suficiente para gozar del Sol de Medianoche, pero si lo suficiente para que la luz del sol no llegue a ponerse bajo el horizonte.

      Saludos.

      Eliminar
  2. Hola! yo también estuve en julio y las noches blancas son una pasada, y la luz que había me encantaba. Enfrente de mi hotel había un puente que permanecía abierto unas horas de madrugada. El metro precioso, como el de Moscú. Me traen muy buenos recuerdos todas vuestras entradas rusas :). Un saludito.
    Salud y viajes!

    ResponderEliminar
  3. Caliope he visitado tu blog. No sé como tenias antes el diario, pero ahora tienes una entrada muy buena, con unas fotos magníficas y un interesante relato. Enhorabuena

    ResponderEliminar
  4. Pues lo tenía muy escaso de todo, jaja, fué de lo primero que escribí hace años. Cuanto más veo fotos de Moscú y San Petersburgo, más ganas me dan de volver, se me quedaron muchas cosas en el tintero. Gracias!!

    ResponderEliminar
  5. Vaya pasada de metro!!! A mi me encantó el de Estocolmo pero este no le va a la zaga..... Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Recordamos tu reportaje de Estocolmo y el metro era muy original. En Rusia no se quedan cortos.
      Saludos.

      Eliminar
  6. Vivimos el llamado sol de medianoche en la Laponia (Finlandia)a finales de junio, principios de julio. Es extraño eso de estar a las 3 ó 4 de la madrugada jugando a cartas sin que sea de noche. El problema para mí fue el poder dormir, porqué encima las cabañas donde nos alojábanos no tenían persianas, muy habitual en los países nórdicos.

    No sabía que el metro de S.Petersburgo tenía estaciones tan preciosas. Pensaba que sólo era en Moscú. Unas fotos muy majas.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nosotros, por suerte, en los camarotes del barco había unas gruesas cortinas y dejaban pasar muy poca luz.

      Saludos.

      Eliminar