La Costa de Rocha Uruguay

El departamento de Rocha está situado al suroeste de Uruguay a orillas del Océano Atlántico. Su franja costera es de 170 Km. que se extiende hasta Chuy haciendo frontera con Brasil. El clima de Rocha es templado y lluvioso, en su relieve hay zonas inundables que favorecen las lagunas.

Nos sorprendió la cantidad de palmeras que vimos en Uruguay y la cantidad de ganado pastando debajo de ellas alimentándose de las hojas caídas. Los grandes palmares de  butia se extienden por la zona de Rocha como si de un paisaje tropical se tratara. Del fruto del butia se obtiene diferentes productos artesanales como licor, helados, salsa para aderezar carnes magras... Estas palmeras centenarias originarias de Uruguay y del sur del Brasil están en peligro de extinción porque el ganado se come las plantas jóvenes, y es difícil la regeneración del palmar.



Los pueblos del litoral costero gozan de magníficos balnearios. La palabra balnearios para los europeos son establecimientos donde gozar de aguas termales con tratamientos medicinales o de relajamiento con instalaciones de Spa en su mayoría. En los países latinos las localidades balnearias son lugares de veraneo en la costa con buenas instalaciones.

En el departamento de Rocha, los pueblos de pescadores a orillas de sus playas son sencillos y cálidos, la mayoría de sus casas de una o dos plantas hace pensar que no abundan las aglomeraciones turísticas. Sus hermosas playas de blanca arena solo son interrumpidas por algunas formaciones rocosas erosionadas por las fuertes corrientes marinas donde parece que la naturaleza sea preservada para ser gozada.


A finales de noviembre aun es primavera en estas latitudes y algunos establecimientos permanecen cerrados esperando la llegada del verano,  pero aun así no tuvimos problemas para alojarnos. La calma que encontramos en las playas de estos tranquilos pueblos era acompañada por días de un sol radiante .

                          Punta del Diablo

Salimos de Punta del Este por la ruta 10 pasando por Manantiales llegando a El Chorro y nos desviamos tomando la ruta 104 hasta alcanzar la ruta 9 que nos llevaría a Punta del Diablo.
Era tarde y buscamos donde dormir. Allí solo hay posadas y cabañas construidas sobre las rocas o en las dunas que van a morir al mar. Encontramos un establecimiento muy rústico pero agradable y acogedor, Su dueño muy cortés nos trató amablemente y nos convenció para pasar la noche. La posada se llama Nativos os la recomendamos.



En 1935, una familia apellidada Rocha se trasladó a estas playas por recomendación del médico para curar el asma que padecía uno de sus 10 hijos. Esta parte de la costa estaba desierta y el lugar era muy propicio para la salud del pequeño. Allí construyeron el rancho convirtiéndose en los primeros habitantes del lugar. Mas tarde los pescadores de Valizas vinieron a estas playas atraídos por la abundancia de tiburones. Del hígado del tiburón extraían el aceite que exportaban convirtiéndose en un negocio muy rentable.



Punta del Diablo nació como pueblo de pescadores artesanales y así fue descubierto por el turismo. Es reconocida y apreciada la original disposición urbana. Sus casas se construyeron de manera improvisada, irregular, esparcidas sobre las rocas al borde de las dunas que llegan hasta el mar. La variedad de sus colores y los tejados cubiertos de paja le dan una singularidad y atractivo especial.



 
Paja tendida al sol

 

La costa se caracteriza por tener masas de piedra que se adentra al océano y unas mareas turbulentas con olas que alcanzan 6 y 7 metros y hacen que los naufragios proliferen. No es de extrañar que los habitantes atribuyeran al diablo parte de sus fatalidades y le otorgaran el nombre del pueblo.

Desde Punta del Diablos nos dirigimos al Parque Nacional de Santa Teresa, Un parque de más de 1000 hectáreas de bosques y senderos para pasear, nos ocupó el día entero. Hicimos una gran cantidad de fotos que nos gustaría mostrar en un post dedicado al parque.

                                La Esmeralda

Cerca de La Punta del Diablo se encuentra la playa de Esmeralda. Una inmensa playa larga donde la mirada se pierde sin llegar al final. Ubicado en los Humedales de Rocha, área declarada Reserva de la Biosfera por la Unesco. La Esmeralda es el territorio que corresponde a La Angostura, comprendido entre la Laguna Negra y el Océano Atlántico. Franja de tierra de solo 3000 metros de ancho. Su vegetación permite la fijación de las dunas en que se encuentra. 







                                Aguas Dulces



Pasados 18 Km.  hay que desviarse de la ruta 9 en Castillos y seguir por la ruta 16. En esta ruta te acompañan las palmeras de butia. El camino está señalizado y es fácil llegar. En la entrada del pueblo te recibe un gran cartel informando de las calles, los servicios comunitarios y de la Playa Naturista llamada La Sirena a dos Km. de distancia.




El nombre de Aguas Dulces es debido a la capacidad de encontrar agua dulce, pura y potable. Con solo hacer un hoyo a poca profundidad, el agua fluye con facilidad.












Una larga playa con sus típicas casitas cerca de la arena y un cascote de barco testimonio de un naufragio en alguna tormenta. Un pueblo pintoresco que sabe conservar la fisonomía sencilla, de belleza natural con sus calles de arena y las casas de diferentes colores con verdes jardines y algunas palmeras



                                    Valizas

A escasos Kms. de la salida del pueblo de Aguas Dulces se encuentra la ruta 10 que bordea la costa. Para llegar a Valizas hay que desviarse unos 3 Km. de la ruta 10 y por un camino indicado llegar hasta el pueblo.  Valizas esta rodeada de grandes dunas, bosques y un mar con cierta bravura que conviene respetar.

Posee el aire de un pueblo de pescadores con casas de madera a orillas del mar, las calles de arena y tierra y mas casas esparcidas salpicando el territorio constituyen un buen ejemplo de arquitectura rústica de la zona. Un ambiente tranquilo lejos de ajetreo de las ciudades.







A unos Kms. del pueblo cruzamos el arroyo, cerca del puente las casas de los pescadores y los colores de las embarcaciones llamaron nuestra atención.




                               Cabo Polonio

El Parque Natural Cabo Polonio es una área natural protegida desde el año 2009. No se puede llegar al pueblo en coche particular. En la terminal Puerta de Polonio hay un aparcamiento donde dejar el vehículo y de allí salen unos camiones especiales que hacen el trayecto hasta el pueblo. También se pueden recorrer los 7 Km. caminando o a caballo.

La oficina de la terminal es un edificio moderno donde hay toda la información necesaria, como el horario de los camiones... y tiene una área interpretativa donde el visitante puede tomar conciencia del lugar que va a visitar.


Transcurridos los 30 minutos necesarios para recorrer los campos de dunas y un tramo a orillas del     mar se llega al centro del pueblo. La curiosa estructura de los camiones adaptados, y distribución de   los asientos de estos vehículos junto con los caminos salvajes, hace que llegar al destino sea toda una 
aventura.


Al llegar a Cabo Polonio la sensación de naturaleza en estado puro te invade, con casas de madera pintadas de colores, esparcidas irregularmente y la tranquilidad de su gente que no vive pendiente del reloj ni de la televisión, desconectados del mundo. Es habitual encontrar animales domésticos pastando apacibles en la hierba.


Llegamos en el último viaje de la tarde con la intención de pasar la noche. Es un pueblo donde no hay energía eléctrica, algunos establecimientos encienden un grupo electrógeno 2 horas por la noche y es cuando se aprovecha para ducharse con agua caliente.

Encontramos una posada junto al mar. Por la noche en la oscuridad solo se oía el sonido de las olas del mar acariciando las rocas.




A la mañana siguiente salimos a dar un paseo con la intención de ver los lobos marinos. Una de las reservas de lobos marinos más importantes del mundo se encuentran en Uruguay. En Cabo Polonio es fácil la observación de estos animales que se agrupan en las rocas a tomar el sol cerca del faro.

Hay tres pequeñas islas frente la costa de Cabo Polonio: La isla Rasa, la isla Encantada y el Islote donde se reproducen los lobos marinos.

La contemplación de estos apacibles animales forma parte del atractivo de la isla donde la naturaleza se vive implícitamente




Pasamos junto al faro, al no estar abierto por trabajos de mantenimiento no pudimos visitarlo. Con     sus 26 metros de altura forma parte de una de las referencias mas importantes del pueblo. El faro         tiene 132 años de antigüedad y en 1976 fue declarado Monumento Histórico.                                       

Desde el faro se podía contemplar a lo lejos las casitas esparcidas por el territorio dotándole de  un     carácter desordenado y despreocupado muy atrayente para los jóvenes. A nosotros, que la juventud     nos queda muy lejos, nos sedujo la tranquilidad y este ambiente tan plácido.                                                  


Estuvimos dando una vuelta contemplando uno de los parajes mas atractivos del país con la                 tranquilidad que ofrece el lugar. Las calles estaban vacías y muchos establecimientos cerrados, la        temporada turística todavía no había empezado, a principios de diciembre todavía es primavera en   estas latitudes.                                                                                                                                             Esperamos la hora de comer para más tarde regresar con el curioso camión al aparcamiento donde      dejamos el coche la noche anterior                                                                                                                                              









El niño acompañado de su caballo regresando de la escuela y los servicios de enfermería, demuestran que hay unos servicios básicos para las personas que residen habitualmente en Cabo Polonio

                               La Paloma
Las playas de La Paloma están muy valoradas por los surfistas que buscan el oleaje en las playas Anaconda y La Aguada. Frente a la Isla de la Tuna se encuentra la playa de la Bahía de aguas tranquilas y mansas.


En la costas de Rocha los bancos de arena y las formaciones rocosas no visibles provocaban numerosos naufragios. En 1869 hubo un trágico naufragio de un buque francés que transportaba cientos de emigrantes, perecieron todos junto con la tripulación. Esto motivó que en 1879 se empezara la construcción de un faro en el Cabo Santa María.
Es recomendable subir los 150 peldaños para llegar a su cima y poder contemplar unas bellas panorámicas del pueblo y sus playas.




El actual balneario comenzó a desarrollarse a partir de la construcción del faro. Se trata de una zona densamente poblada, con casas y construcciones de varios estilos, donde aún de se pueden observar algunas casas de madera que datan de finales del siglo XIX.

Con el paso del tiempo en La Paloma se han ido formando pequeños barrios cada uno de ellos con características propias. El Casco Viejo esta situado en el cabo. La Balconada y El Cabito cuenta con un buen numero de residencias ajardinadas.

La Paloma cuenta con un puerto artificial para embarcaciones deportivas y pesqueras. Está protegido por una escollera de un kilómetro muy frecuentada por pescadores.



Se nos terminaron los días que destinamos para visitar la magnífica costa atlántica de Uruguay. Por gusto nos hubiéramos quedado mas días contemplando esas playas vírgenes tan tranquilas y apacibles.  Pero los días posteriores también prometían ser muy placenteros y estábamos deseosos de volver a ver a nuestros nietos y familia.

5 comentarios:

  1. Un país muy desconocido para mí, excepto Punta del Este que lo conozco de oír que van de veraneo por allí muchos argentinos, del resto no había oído hablar. Bonitos enclaves pesqueros. Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La costa de Rocha mantiene la naturaleza bastante inalterada, sus playas vírgenes son una gozada. A ver hasta cuando la podrán preservar.

      Saludos.

      Eliminar
  2. Quins records!!! Valizas, Cabo Polonio, Punta del Diablo, La Paloma... en tots ells vam passar uns moments per no oblidar mai.

    Una abraçada

    ResponderEliminar
  3. Quins records!!! Valizas, Cabo Polonio, Punta del Diablo, La Paloma... en tots ells vam passar uns moments per no oblidar mai.

    Una abraçada

    ResponderEliminar
  4. He leído el artículo que has escrito, y me ha gustado mucho. Punta del Este me parece una ciudad fabulosa que visitar y pasar unas magníficas y relajadas vacaciones.

    Además, por lo que he visto, hay muchos lugares turísticos que ver (https://viajerocasual.com/que-ver-en-punta-del-este/) y no sólo eso, también los hoteles de Punta del Este (https://viajerocasual.com/hoteles-en-punta-del-este/) son espectaculares y con todo incluido. También hay buenísimas opciones para los que quieren viajar económico, como son los fabulosos hostales de Punta del Este (https://viajerocasual.com/hostales-en-punta-del-este/).

    Para rematar, yo soy un completo adicto a la carne asada uruguaya, sin duda la comida de Uruguay (https://viajerocasual.com/comidas-tipicas-de-uruguay/) está deliciosa. Me encanta el Asado, el Capeletis a la Caruso, el Chivito, la MIlanesa a la Napolitana y los churros con dulce de leche. Puedo decir que estoy completamente enamorado de Punta del Este y Uruguay en general. Animo a todos los que puedan a visitar Uruguay y específicamente, Punta del Este. ¡No se arrepentirán!

    ResponderEliminar