Hangzhou

Después de dos horas de vuelo llegamos a Hangzou, una hermosa ciudad al norte del río Qiantang junto al lago Occidental Xi Hu, el lago chino que ha sido tema recurrente de poetas y pintores. Un verso de Yang Chaoying, poeta de la dinastía Yuan, da origen al proverbio que dice: "En el cielo está el paraíso, en la Tierra, Hangzhou y Suzhou".
Actualmente es la capital de la provincia de Zhejiang, una de las provincias más ricas de China.

Nos hospedamos en el hotel Grand Metro Park, un excelente hotel situado en la Pinghai Li, es el centro financiero y comercial de la ciudad, también se encuentra a 5 minutos a pie del famoso lago del Oeste.

Por la mañana nos dirigimos hacia el Parque del Puerto Florido (Hua Gang). La riqueza de su flora, los magníficos jardines y el estanque poblado de carpas, hicieron de este parque un lugar especialmente apreciado por los emperadores y ahora un deleite para los visitantes.


Un recorrido por el lago, completó la visita.


Al terminar el recorrido por el lago nos encontramos con estas bellas Flores de Loto.



Mas tarde visitamos El Templo del Alma Escondida que se encuentra en la colina Feilai Feng. Todo el monte es un santuario budista. Esculpidas en la roca o en el interior de las numerosas grutas, por todas partes aparecen esculturas, la gruta más antigua es del año 950 y en su interior se conserva una escultura de Buda Amitadha, hay otros budas y múltiples estatuillas de 20 y 30 cm. pero la más famosa es la estatua del panzudo y sonriente Buda situado al pie de la colina.


En este mismo recinto se halla un importante monasterio budista. Su antigüedad se remonta al año 326, época que se construyó el primer templo. Tras múltiples vicisitudes sufridas en el milenio posterior, el templo fue destruido a mediados del siglo XIX y no se reconstruyó hasta comienzos del siglo XX. En la actualidad vive una comunidad de monjes budistas. La gente ora con devoción y hace sus ofrendas a sus imágenes como en cualquier religión.


Terminamos las visitas organizadas en la Pagoda de las Seis Armonías que se encuentra en el monte Yuelun. Es una torre de 60 m de altura de 13 pisos construida en ladrillo y madera en el año 970, tras diversas restauraciones y reconstrucciones la última tuvo lugar en 1970.



Antiguamente, esta pagoda formaba parte de un monasterio y servia tanto como faro para las embarcaciones fluviales, como de refugio en las repentinas crecidas del río. En sus alrededores se encuentra un jardín lleno de bonsais y un camino se adentra en un bosque serpenteando hacia la colina llena de pequeñas pagodas que son reproducciones de las verdaderas que están por toda China.


Terminamos el día paseándonos por la calle peatonal Qinghefang.

6 comentarios:

  1. Cuánto tiempo habéis estado en China?? Con vuestros relatos me parece que ya he estado ;)

    ResponderEliminar
  2. Fue un viaje de 14 dias. Es un gran país, nos gustó mucho visitarlo.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Una pregunta ¿fuisteis en plan viaje programado o os lo montasteis solo?

    ResponderEliminar
  4. Paco, nosotros contratamos este viaje a una agencia. Cuando visitamos una ciudad, como París o Londres, acostumbramos a contratar el desplazamiento y el alojamiento, las visitas las organizamos nosotros, algunos recorridos por Francia y Portugal también nos lo organizamos, pero para hacer recorridos mas lejos, como que nuestro inglés es muy básico, viajamos por agencia. Nos da miedo tener problemas.

    ResponderEliminar
  5. Que contraste de lo tradicional a lo moderno, unas fotos geniales.
    Saludos

    ResponderEliminar
  6. M. Eugenia, nos complace que las fotos te gusten.

    Saludos.

    ResponderEliminar