Valle de Carranza

Pasamos unos días en el balneario Termas de Molinar ,que se encuentra situado en el magnífico Valle de Carranza.


Un establecimiento dirigido por el agradable Santi, cuya preocupación es el bienestar de todos sus huéspedes. Él organizó tres excursiones, una salida de senderismo, dos bailes por la noche y un bingo, cuyos premios eran tratamientos del balneario. Todo el personal es muy amable y atento



Al ser un establecimiento pequeño se crea un ambiente familiar muy agradable, es fácil la relación con todos los hospedados.
La comida es casera, muy rica y variada. Los menus consisten en una ensalada y un primer plato, a escoger entre dos opciones, que se sirven tipo buffet, el segundo plato, también dos opciones a escoger, servido en la mesa y unos postres variados que también son servidos en la mesa.



La finca tiene unas tres hectáreas que rodean el balneario con grandes árboles y un riachuelo que los acompaña, el paseo por este pasaje es tranquilo y agradable.
Durante la mañana se hacen todos los tratamientos termales y las tardes quedan libres para poder aprovecharlas a tu antojo.



Dar una vuelta por El Valle de Carranza es gozar de uno de los paisajes mejor conservados de Vizcaya. Marco impregnado del variopinto colorido que le proporcionan pequeños barrios y caserios diseminados por todo el territorio, montes y roquedales poblados por bosques llenos de encanto y extensas praderías.

4 comentarios:

  1. Estupendos paisajes y se ve un lugar de lo más tranquilo. A un sitio me voy a tener que ir para respirar aire de verdad y desconectar de todo.
    Bellas fotos.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Fran, lo bueno del lugar es que es muy tranquilo y si nos apetecía salir del valle, teníamos a 10 Km., carreteras rápidas para transitar.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Qué buena pinta!! Nos lo apuntamos para nuestra próxima escapada a tierras vascongadas

    Saludos,

    viajesdeprimera.com

    ResponderEliminar
  4. Javier, los verdes prados del País Vasco son muy hermosos, dignos de ser visitados.

    Saludos.

    ResponderEliminar