Marbella y Puerto Banús

Era febrero, estaba haciendo una mañana radiante y decidimos dar una vuelta en Puerto Banús. Considerado uno de los puertos deportivos más notorios de las costas españolas, debe su nombre a su promotor, Don José Banús. Este famoso puerto fue inaugurado en 1970 y alberga 915 puestos de atraque que dan cabida a algunas de las embarcaciones más lujosas del mundo. Su famosa marina y su magnífica oferta de bares, restaurantes y tiendas de fama internacional han hecho que este sea un lugar lleno de glamour y encanto para todos los visitantes.



Nuestra siguiente parada fue Marbella y como era la hora del almuerzo nos dirigimos al casco antiguo donde hay buena oferta de restaurantes. Tras pasar algunas calles de adoquines, llegamos a la Plaza de los Naranjos y la encontramos llena de gente tomando el aperitivo. En esta plaza se encuentra el Ayuntamiento construido entre los años 1568 y 1572 y ampliado posteriormente. También podemos encontrar en la plaza la ermita de Santiago. Se trata de la construcción cristiana más antigua de la ciudad. Fue una de las mezquitas consagradas después la Conquista. En 1505 el arzobispo de Sevilla la erigió Parroquia y tuvo este rango hasta aproximadamente el siglo XVII que pasó a adquirir la categoría de ermita.



Después de comer nos dedicamos a pasear por bonitas calles estrechas y llenas de macetas. Encontramos los restos de las murallas del Castillo Árabe, son una pequeña parte de lo que fue el sistema defensivo de Marbella. Estas ocupaban la zona nordeste de un sistema defensivo constituido, ademas de por la alcazaba y la ciudadela, por una cerca o muro de considerable altura y espesor que cerraba la ciudad musulmana. La construcción del castillo empezó aproximadamente en el siglo X, período califal y su ampliación en el siglo XIV período nazarí.



Llegamos hasta la Iglesia de la Encarnación que preside una bonita plaza adoquinada. La Iglesia conserva dos entradas de las tres que tenia antiguamente, la puerta de la iglesia que da a esta plaza es mas sencilla, la otra puerta abierta en la calle Caridad es de estilo Rococó de piedra ocre, realizada en la segunda mitad del siglo XVIII. La Iglesia de la Encarnación fue mezquita consagrada por los Reyes Católicos tras la conquista de la ciudad. En el interior de la iglesia hay diferentes altares muy ornamentados, en el Altar Mayor un retablo de estilo barroco, cobija en su centro la imagen del Patrón de la ciudad, San Bernabé. Es destacable el Órgano de Sol Mayor, de 1975, considerado como uno de los más importantes construido en España en el siglo XX.



Saliendo ya del Casco Antiguo de Marbella y dirigiéndonos hacia el mar cruzamos el pequeño Parque de la Alameda, lleno de árboles y plantas exóticas donde los marbellíes pueden descansar en unos hermosos bancos decorados de azulejería andaluza.

Antes de llegar a la playa nos encontramos con la Avenida del Mar que tiene una fabulosa colección de 10 esculturas creadas por Salvador Dalí y fundidas en bronce por Bonvicini en Verona



Llegamos a las playas y un bonito paseo marítimo invita a pasear y a descansar en alguno de los bares y restaurantes que allí se encuentran. Marbella goza de playas muy hermosas, pero junto al Paseo Marítimo nos encontramos con playas de arena oscura como la de La Fontanilla de 800 metros de longitud, La Playa de Venus y la Playa del Faro.



Marbella posee varios parques de gran belleza. Otro parque que nos cruzamos fue el de la Constitución, de fabulosa vegetación y grandes avenidas, cuenta con un auditorio donde se ofrecen espectáculos musicales y teatrales durante la temporada estival.

11 comentarios:

  1. Hola!! tu site está muy bueno, me encantaria afiliarlo en mis sitios webs de turismo, por mi parte te pediría un enlace hacia mi web de pasajes aereos y asi beneficiarnos ambos con mas visitas.

    Si estas de acuerdo no dudes en escribirme
    Exitos con tu sitio web.
    karivelezs@gmail.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu blog es muy interesante, pero no encontramos la forma de enlazar nuestro blog con el tuyo.
      Saludos.

      Eliminar
  2. Pués creo que no he estado en Puerto Banus en mi vida, teniéndolo tan cerca…

    Saludos viajeros El LoBo BoBo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Paco si haces la visita en verano vas a encontrar mucho más glamour que en febrero, pero no estuvo mal.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. No conozco ni Marbella ni Puerto Banús, de hecho de la provincia de Málaga conozco bien poquito por lo que no me importaría nada ir a pasar por allí una semanita.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anímate a visitar Málaga es una provincia con rincones muy hermosos.
      Un saludo.

      Eliminar
  4. Bueno!!! No avisaste así que no pude acompañarte en esta visita a nuestra Ciudad. Espero que la hayas disfrutado aunque, para tomar tapas, la Plaza de los Naranjos no es el sitio ideal... Salud, ciudadano viajero..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    2. José Manuel aunque el recorrido por la ciudad fue un poco rápido disfrutamos mucho de ella. Volveremos otro día para hacer la “Ruta de la Tapa” y ver los hermosos monumentos que nos quedaron pendientes. Nuestras visitas en tu blog nos sirvieron de guía.
      Abrazos

      Eliminar
  5. La verdad que una escapadita a Marbella y Puerto Banús siempre apetece... Yo fui el invierno pasado con una amiga y nos lo pasamos genial!
    Un besito,

    Trini
    http://yoadoroviajar.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estos pueblos costeros en todas las épocas del año tienen encantos diferentes: son glamourosos y muy animados en verano y en invierno las visitas y los paseos son muy tranquilos.
      Saludos.

      Eliminar