Gibraltar

En el año 1980 estuvimos de vacaciones en Andalucía y pasamos frente el Peñón de Gibraltar sin poder entrar por tener la frontera cerrada. El pasado mes de febrero volvimos a pasar unos días en Torremolinos y decidimos ir a visitar esta roca tan valorada por los ingleses.


Gibraltar se encuentra ubicado en una estratégica situación geográfica, en el extremo sur de la Península Ibérica, presidiendo el Estrecho de Gibraltar. El reducido territorio de Gibraltar es de apenas seis kilómetros cuadrados. El Peñón tiene una altura máxima de 426 metros sobre el nivel del mar. Es el único lugar de Europa en que los monos habitan en libertad en un estado semisalvaje, lo cual demuestra la riqueza natural existente en Gibraltar, que aflora gracias a su clima subtropical.


La historia de Gibraltar la componen un conjunto de civilizaciones y culturas que se remontan a varios miles de años y sus legados han llegado hasta nuestros días, incluyendo varias cavernas prehistóricas, un castillo árabe, o baños que datan del siglo XI.En la actualidad de estas cuevas prehistóricas la única que esta abierta al público es la de San Miguel que con su maravillosa acústica se utiliza de vez en cuando para celebrar conciertos, espectáculos orquestales, etc.


La arquitectura es también una mezcla de edificios georgianos y victorianos, pero es en las cuevas existentes en el propio Peñón donde el hombre instaló su primer hogar. En 1848, fue descubierto un cráneo prehistórico en Forbes Quarry, al pie de la cara norte del Peñón. Solo ocho años después, un cráneo idéntico fue hallado en el Valle de Neader, cerca de Dusseldorf, en Alemania.

                                                                   El Convento

Los antiguos marinos fenicios llegaron a Gibraltar en  el año 950 a.c. y llamaron Calpe al Peñón. El filosofo griego Platón habla de los Pilares de Hércules en relación con Calpe. Los romanos fueron los que acuñaron la frase "Non Plus Ultra" - no más allá.

                                                               Los Pilares de Hércules

El ocaso del imperio romano fue seguido por invasores de razas bárbaras de oriente.
Cuando los ejércitos del Islam emprendieron la conquista de España en el año 711 Tarik Zeyad, un beréber, desembarcó en la punta sur del Peñón. Su memoria vive hasta hoy en el nombre
"Gibraltar ", que es una corrupción de las palabras árabes "Jabel Tarik" (el monte de Trik).

                                                                        La Mezquita

Durante más de seis siglos, con un breve paréntesis de 1309 a 1333, Gibraltar estuvo bajo la ocupación árabe. Hasta el año 1160 el califa Abdul Mamen no ordenó construir una ciudad con todas las fortificaciones incluyendo un castillo.

                                                                         Las Murallas

Gibraltar fue reconquistada por las fuerzas españolas en el año 1462. Inicialmente tomada en el nombre del rey de Castilla, fue asediada y tomada por el duque de Medina Sidonia en 1466. Tres años más tarde, el hijo del duque fue ratificado como legitimo dueño del peñón por decreto real.

Cuando la reina Isabel llegó al trono de Castilla en 1474, resolvió recuperar  Gibraltar. Lo consiguió en 1501. Gibraltar permaneció en posición de España hasta el principio del siglo decimoctavo. Durante la guerra de sucesión española (1702-1713), el peñón de Gibraltar fue una pieza que disputaron los dos pretendientes rivales al trono de España, el francés Felipe de Anjou (Felipe V) y el archiduque Carlos (Carlos III). Inicialmente en posición de fuerzas fieles al primero, Gibraltar se rindió a una fuerza conjunta de ingleses y holandeses que apoyaban el segundo en el año 1704. Gibraltar, entonces, fue tomada en nombre de uno de los pretendientes al trono de España. No obstante, así que la guerra llegaba a su fin, la política inglesa empezaba a darle mayor importancia a Gibraltar, y por el tratado de Utrecht, que puso fin al conflicto, la plaza fue cedida a la Corona de la gran Bretaña " para siempre"

Gibraltar continuó siendo objeto de un sangriento conflicto con España, y en 1782, comenzó el trabajo de la construcción de los famosos Túneles del Gran Asedio.

La batalla de Trafalgar se desarrolló junto al Peñón en 1805. Durante la II Guerra Mundial, en el interior del Peñón se excavaron otros túneles anexos a los del Gran Asedio. Gibraltar se convirtió entonces en base de las fuerzas navales aliadas y en el enclave donde Eisenhower planificó los aterrizajes en el norte de África, en 1942. Al llegar a Gibraltar, y dirigirse al centro de la ciudad, sorprende tener que cruzar la pista de aterrizaje del aeropuerto, que regula el trafico de vehículos con un semáforo.


Una opción  para visitar el Peñón es subirse a una vanette con guía incluido, que antes de ascender por la estrecha carretera nos llevó a ver la Punta de Europa que en días claros se puede divisar la costa africana. Allí se encuentra El Faro que desde 1841 ilumina a los barcos que cruzan el estrecho . Detrás del faro la Mezquita de construcción reciente regalo del Rey Fahad Al-Saud de Arabia Saudí.


Mientras subíamos hasta la Cueva de San Miguel las panorámicas del puerto y del estrecho de Gibraltar eran impresionantes, el tránsito de buques mercantes en el estrecho es importante.


Mas tarde dimos una vuelta por el centro de la ciudad y vimos la Iglesia del Sagrado Corazón de estilo gótico, construida en 1874. El Convento, este edificio, situado al final de Main Street, ha sido la residencia oficial de los gobernadores de Gibraltar desde 1711. Originariamente se fundó como convento para Orden Franciscana, y su nombre a perdurado con el tiempo. En la plaza de de John Mackintosh se halla el el Ayuntamiento. Al otro lado de la plaza está el Parlamento de Gibrallar. Este edificio fue construido en 1817 gracias a suscripciones públicas.

Un paseo por estas calles nos recordaron nuestra lejana visita a Londres donde sus emblemas más característicos se encuentran por doquier.

10 comentarios:

  1. Muy variada tu presentación de hoy con gran información de historia de las luchas por conseguir el terreno.
    Buenas fotos, saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gibraltar es un trocito de España que por muchas luchas habidas aún lo tenemos pendiente.
      Un abrazo

      Eliminar
  2. Siempre oyendo hablar de Gibraltar y nunca me había picado la curiosidad de visitarlo hasta ahora :) Me ha parecido increíble lo de la cueva-auditorio, ojalá pueda conocerlo en directo algún día! Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este trocito de tierra no es una maravilla, pero como es tan valioso para los ingleses, tiene su interés ir a visitarlo.
      Saludos.

      Eliminar
  3. Reconozco que me has entretenido mucho con la historia que no conocía de manera tan precisa sobre Gibraltar!.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para ser solo un peñón y poco más, tiene una buena historia.
      Saludos.

      Eliminar
  4. La verdad es que a mí me gustó conocer Gibraltar, principalmente La Roca, ahora bien, comercialmente no le encontré ningún atractivo.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco compre nada, no fumamos, no bebemos, no se que más se puede comprar. No deja de ser curioso ir a dar una vuelta.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Me apunto a este blog que hasta ahora no os conocía :-D
    Bonita entrada de Gibraltar!!

    Saludos
    setratadeviajar.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Laura nos hemos apuntado a tu blog, es muy interesante.
      Gracias por visitarnos.
      Un saludo.

      Eliminar