Córdoba

Despues de comer, decidimos dar una vuelta por la parte antigua de Córdoba, con sus calles estrechas llenas de macetas y hermosos patios



Callejeando llegamos al barrio de la Judería y desde una estrecha calle se accede a la Sinagoga de Córdoba, fue construida en el año 1315 de la era cristiana. Es un templo hebreo diseñado por alarifes mudéjares, muy influidos por la cultura árabe, esta influencia no es más que un reflejo de la aceptación de la estética musulmana en la Andalucía cristiana.
El interior de la Sacristía Mayor es un solemne espacio concebido en planta central que forma una cruz griega de brazos muy reducidos. Su espacio se cubre con una cúpula que descansa sobre pechinas. El alzado se realiza con pilares a los que se adosan medias columnas y pilastras con su perfil ricamente labrado con talla plateresca; sobre los capiteles se dispone un fino decorado con grutescos y guirnaldas. Los brazos de la cruz se cubren con bóvedas abanicadas que apoyan en chaflanes decorados con veneras.
La sala de oración es de forma casi cuadrada en uno de sus muros se encuentra un nicho con arco polilobulado que probablemente sirvió para alojar el bimah o púlpito para la lectura de la Torá. En la última restauración se encontró una cruz pintada en negro y oro, que seguramente data de los tiempos en que el edificio hacia las funciones de hospital, a partir de la expulsión de los judíos en 1492 el templo cumplió varias funciones.



En el muro oriental es el más importante de toda la sinagoga, en su centro está el tabernáculo espacio de 2'80 m. de anchura destinado a guardar los rollos de la Torá



Galería destinada a las mujeres



Patio en la judería de Córdoba


La Puerta de Almodovar es de origen árabe, fue construida en el siglo XIV se trata del único ejemplo superviviente de entre las grandes puertas medievales abiertas en las murallas que rodeaban la ciudad, al cruzar la puerta nos encontramos con los jardines de la Victoria



A media tarde fuimos a la estación a coger el tren para regresar a Sevilla.

6 comentarios:

  1. Me he leído los dos posts correspondientes y me han traído recuerdos preciosos cuando estuve hace muchos años.

    Córdoba es preciosa con el barrio de la judería, y Sevilla, con su olor a azahar, toda ella es belleza.


    Gracias por toda esta información y estos recorridos tan lindos.


    Besos y abrazos


    A Salto De Mata

    ResponderEliminar
  2. Miguel, no podemos negar que estas ciudades son preciosas y sus monumentos muy bellos

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Dos ciudades que transportan por su legado árabe.Hace muchos años que estuve, y dan ganas de volver a visitarlas de nuevo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Dos ciudades preciosas, pero yo siento debilidad por Córdoba.
    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Aventurera, repetir un viage es recordar momentos bonitos.
    Un abrazo


    M. Eugenia, realmente la ciudad de Córdoba es bellísima.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Como cordobesa, me alegro de que te haya gustado mi ciudad.

    http://ventanadefoto.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar