La Giralda de Sevilla

Al lado de la catedral de Sevilla se encuentra la hermosa Giralda. Torre que inicialmente fue un alminar cuadrangular de 60 m de altura, construido en tiempos del califa almohade Abu en 1163 para la mezquita mayor de la ciudad. Reconquistada Sevilla y transformada la mezquita en catedral, el burgalés Hernan Ruiz, recibió el encargo de adaptar el alminar a servicios de campanario, par lo que en 1568 añadió cuatro cuerpos de estilo renacentista coronados por el famoso "Girandillo", escultura de bronce de grandes proporciones que simboliza la fe. La altura actual de la Giralda es de 97'52m. Una rampa interior da acceso al campanario.



Desde arriba se pueden admirar bonitas panorámica de los tejados de Sevilla, algunos con piscina y solárium



El Patio de Los Naranjos con sus árboles muy bien alineados formando una cuadricula perfecta.



Algunas de las veinticuatro campanas de la Giralda, toda ellas con nombre propio.



La bajada fue más ligera y con tiempo de hacer algunas fotos a traves de las hermosas ventanas con arcos lobulados de variados e imaginativos diseños, desde donde se pueden contemplar las paredes de la catedral.



Hace algunos años no había tantas rejas de seguridad



El Lagarto es un cocodrilo venido del Nilo como presente de un sultan para pedir la mano de la hija del rey Alfonso X el Sabio.



La Giralda esbelta y hermosa desde el Patio de los Naranjos



Y pasando frente la catedral nos despedimos de este magnífico fin de semana en Andalucía

5 comentarios:

  1. Que chulo este reporaje y que buenos recuerdos me trae¡¡

    Muy bonitos los vídeos y el relato con muchísima información.

    Besicos y abrazos, y feliz semana¡¡¡

    A Salto De Mata

    ResponderEliminar
  2. Miguel, pasamos un magnífico fin de semana, hacia muchos años que estuvimos en Andalucía y volver fue un placer.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. qué ganas de ir antes de que haga demasiado calor, aunque tine q ser una gozada estar en una de esas piscinas viendo la giralda de fondo.

    ResponderEliminar
  4. No me acordaba del lagarto, las fotos de la ventana son preciosas.
    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Ines, nosotros fuimos en agosto y aun que hacia mucho calor lo soportamos bien tomando muchos helados.
    Saludos.

    M. Eugenia, a nosotros nos llamó mucho la atención ver un lagarto tan grande colgado en el techo, pero luego nos explicaron la historia.

    Saludos.

    ResponderEliminar