Lucerna y el Monte Pilatus

Por la mañana, nos enterábamos que en el centro de Suiza había habido unas fuertes inundaciones. Al llegar a Lucerna, nos encontramos que el desbordamiento del río Reuss y del lago de Los Cuatro Cantones era muy visible, las aguas inundaban parte de la ciudad, los cisnes se paseaban fuera del lago y los puentes del río Reuss apenas enseñaban sus arcos, pero aun así, había mucha tranquilidad.



Un barco, tenia que llevarnos ha hacer un recorrido por el Lago de los Cuatro Cantones hasta alcanzar la estación del tren cremallera, para subir al Monte Pilatus. Pero como era imposible navegar por el lago, fuimos en autocar hasta la estación. Este tren cremallera es el mas empinado del mundo con una inclinación máxima cerca al 48%.
El día era soleado y las panorámicas mientras subíamos el encumbrado recorrido fueron preciosas.



Pero, al llegar a la cima, pronto llegó una espesa niebla que lo cubrió todo y no pudimos ver las magnificas vistas que el Monte Pilatus muestra a sus visitantes. Su imponente macizo rocoso, muy célebre por su abundante flora, está unido a la leyenda que lo considera habitado por el espíritu de Poncio Pilato.


La bajada del Monte Pilatus la hicimos por el lado opuesto a la subida, con dos teleféricos panorámicos, pero nosotros nos encontramos con el mismo problema para ver las vistas, la dichosa niebla que no nos dejó ver nada hasta muy cerca de la llegada.



Al llegar a Lucerna e intentar visitarla, las calles cerca del lago estaban inundadas, había unos tablones altos para pasar y no mojarse, pero había quien no le importaba pasearse en el agua.


En el centro, ya sin agua, pudimos contemplar la elegante ciudad con aspecto medieval.
El antiguo Ayuntamiento domina el Kornmarkt, plaza típica de la ciudad antigua rodeada de casas del siglo XVI. El edificio, construido entre los años 1599-1606, combina con el estilo gótico alemán el gusto renacentista italiano. Una torre cuadrada al lado, muestra una rica portada tallada de 1606.




El centro de la zona peatonal es el corazón de la antigua Lucerna y esta llena de casas típicas de los siglos XV y XVI, con fachadas bellamente pintadas



Un pequeño parque alberga el famoso monumento del León, dedicado a los guardias suizos de la familia real de Francia, muertos en 1792, víctimas de la Revolución. En el centro de una elevada pared rocosa, está tallada en la roca viva, la sugestiva imagen de un león moribundo, recostado sobre un escudo con los lirios de Francia.



Por la tarde, al pasear junto al río, vimos que las aguas habían bajado su nivel y por precaución de futuras subidas (pues pronosticaban más lluvias)el ejército puso sacos de arena al borde del río.



Pasamos por el bello puente de madera del siglo XIV, el más antiguo de la ciudad y el más famoso de Suiza, siempre lleno de flores y en este día aparecía muy triste con el agua llegando a un nivel altísimo. Está situado oblicuamente sobre el río Reuss, mide más de 200m de largo y tiene aproximadamente en su mitad una torre octogonal, llamada Wasserturm (torre del agua), construida en 1350 y ha sido utilizada para diferentes usos.


Desde el puente de madera, se pueden ver las dos altas torres con remate de bulbo de la Jesuitenkirche, la iglesia de los Jesuitas, la primera de Suiza construida en el estilo barroco jesuítico.



Nos fuimos de Luzerna con las imágenes del río Reuss lleno de agua, el nivel del río era muy alto.

6 comentarios:

  1. Que pasada... no sabía de la existencia del tren cremallera, este tipo de trenes me encantan y bonita la estatua del león moribundo.
    Sin duda otro sitio que no conozco y que lo apunto en la agenda.
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Acontecimentos estranhos mas culturalmente enriquecedores.

    ResponderEliminar
  3. M. Eugenia. Las vistas desde el tren fueron muy bonitas lástima de la niebla que llegó un poco más tarde

    Recuerdos

    ResponderEliminar
  4. Dylan. Gracias por comentar en nuestro blog. Visitando tu blog hemos conocido vuestra animada fiesta de la cereza

    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Muy buen relato, os dejo mi comentario en Diario del viajero:

    http://www.diariodelviajero.com/diario-del-viajero/companeros-de-ruta-xxxi

    Saludos!

    ResponderEliminar
  6. Eva, muy agradecidos por habernos visitado y por el comentario. He visitado tu blog, es muy interesante.

    Saludos

    ResponderEliminar