El Templo de los Lamas y los Hutongs de Pekin

Llegamos a Pekin, el guía estaba esperándonos en el aeropuerto, nos acompañó al International Hotel para descansar un poco y poder almorzar. Mas tarde empezamos las primeras visitas de la ciudad.

El primer monumento que fuimos a ver fue El Templo de los Lamas. Se trata de un grupo de edificios construidos en 1694 por el emperador Kangxi para su hijo Yinzhen quien destinó parte del palacio a monasterio budista. Es uno de los templos mayores y más conocidos de la ciudad.


Actualmente, este templo lo habita un grupo de religiosos, mongoles en su mayoría, dedicados al culto del budismo tibetano, seguidores de la doctrina de la escuela de los Secretos surgida en el siglo VIII, dedicada también al estudio de la astronomía, las matemáticas y la medicina.


Junto a la Ciudad Prohibida están los Hutongs. Un laberinto de calles estrechas compuesto por casas de una sola planta, y un patio cuadrado en el centro de la vivienda que da luz a todas las habitaciones.

Estos barrios fueros construidos durante las dinastías Yuan(1279-1368), Ming(1368-16449)y Qing(1644-1911).

En los Hutongs del este y del oeste de la Ciudad Prohibida, residían los personajes más aristocráticos, los Hutongs más comunes estaban situados al norte y al sur donde vivían mercaderes, artesanos y otros trabajadores.


Con la gran modernización de la ciudad para los Juegos Olímpicos del año 2008, muchos de estos Hutongs fueron demolidos para construir grandes avenidas y lujosos hoteles.

Ahora hay un plan de protección de estos barrios. Los turistas pueden pasear a pie o subidos en un richshaw y comprobar que estos viejos callejones son rincones urbanos donde la vida y la cultura China se preserva casi intacta, como si el tiempo no hubiera pasado, puede verse hombres jugando, trabajando y simplemente paseando con los turistas.

Es bonito pasearse por los Hutongs con los típicos richshaw, unas bicicletas con un carrito detrás donde van sentados dos pasajeros. Al terminar el paseo hay que dar una buena propina al ciclista por el esfuerzo realizado.


Junto a los Hutongs nos encontramos con un bello lago.


Durante el recorrido a pie, vimos a un chino llevar como animal de compañía a una oca preciosa. Queremos suponer, que mas tarde no harían un buen guiso con ella.

4 comentarios:

  1. Visite el Templo del Lama y los hutong en nuestro viaje en el año 2007. Es increible la cantidad de casas que han demolido. En las grandes ciudades es donde más se ha notado el cambio a la modernización. Es penoso que ya no tengan apego a la tradición. Saludos.

    ResponderEliminar
  2. El Templo de los Lamas guarda todavía su esencia, en cuanto a la barbaridad que han hecho con los hutong... sin comentarios,no tienen perdón pero supongo que con el tienpo se darán cuenta de esto y rectificarán.
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Coincido con Eugenia, que horrible destruir los hutong, en fin... me temo que no tiene remedio y, ojalá preserven el resto de su riqueza.

    Precioso post e impresionante país.


    A Salto De Mata

    ResponderEliminar
  4. Nos dijeron que hay una ley para la protección de los hutongs. Tal vez ahora que los eventos internacionales han pasado dejarán estos barrios tranquilos. Es lo que todos deseamos.

    Saludos a todos.

    ResponderEliminar