El Ermitage

Pedro el Grande hizo de la Plaza de Palacio el centro simbólico de San Petersburgo y del imperio ruso. Incluso después de él, sucedieron en esta plaza los grandes hechos de la historia del país, desde las revuelta obreras de 1905 hasta la revolución de 1917. Hoy, a menudo, acoge manifestaciones políticas y conciertos. En esta amplia plaza se encuentran algunos de los edificios más importantesde la ciudad.


Aquí se encuentra el complejo del Ermitage,(o Hermitage) que consta del Palacio de Invierno, que fue residencia del zar y su corte, el Viejo Ermitage, el Nuevo Ermitage, el Pequeño Ermitage y el Teatro del Ermitage. Otros edificios que envuelven la plaza son las dos alas de la sede del Alto Estado Mayor unidas por un bello arco de triunfo y el edificio del Ministerio de Asuntos Exteriores, ahora oficinas del gobierno. En el centro de la plaza destaca la gran columna de Alejandro I que conmemora la victoria sobre los franceses y la derrota de Napoleón.



La fecha de la creación del Ermitage, que con todo derecho es considerado como uno de los museos más ricos y grandes del mundo, se remonta al año 1764, cuando el comerciante berlinés Gotzkowski propuso a la corte rusa una colección compuesta por 225 cuadros, mayormente de pintores holandeses y flamencos del siglo XVII. Precisamente esta colección sirvió de base a la nueva galería de la emperatriz rusa Catalina II. Actualmente las colecciones del museo cuentan con más de 3 millones de obras de arte distribuidas en 356 salas.



El Ermitage cuenta con una gran colección de obras maestras de grandes artistas del Renacimiento italiano: Leonardo de Vinci, Rafael, Tiziano, Miguel Angel....de artistas de pintura flamenca y holandesa: Rembrandt o Rubens, también colecciones de arte frances: Monet, Van Gogh, Renoir....y de todas las épocas de pintura española como Murillo, Velázquez, El Greco, Picasso..
Paco Piniella le ha dedicado un post en su sección de monograficos en su blog.
Para visitar todo el Hermitage serian necesarios varios días, si no se dispone de ellos es aconsejable ir a visitar las obras más importantes o centrarse en las preferencias de cada uno.



El palacio de Invierno, residencia imperial durante dos siglos, fue construido entre 1754 y 1762. Cuenta con salas que reflejan todo el lujo del que la corte zarista amaba rodearse. Enormes salones decorados con valiosos ornamentos, arañas de cristal, porcelanas y refinadas cristalerías. Cerca de la entrada se encuentra la hermosa escalera principal (de Jordán) llena de estucos dorados.



Las salas más bellas son la de baile o de los escudos, donde tenían lugar las fastuosas recepciones de la corte. La sala del pabellón, con suntuosas arañas y el famoso reloj "Pavo Real". La sala de Malaquita, para la cual fueron empleadas dos toneladas de piedras ornamentales. La pequeña sala del trono, dedicada a la memoria de Pedro el Grande, el trono es de plata dorada. El salón de oro, con su colección de piedras preciosas.

10 comentarios:

  1. Precioso lugar... tanto por fuera como por dentro, eso si, es enorme! normal que se necesiten varios días para poder disfrutar de toda su plenitud.

    Un saludo y gracias por tu visita.

    ResponderEliminar
  2. Menuda colección, siempre he pensado que el museo era más pequeño y no albergaba tantas obras de arte. Estoy deseando visitar San Petesburgo, a ver si me animo este año.

    Un saludo !!!

    ResponderEliminar
  3. Con lo que me gustan los palacios!!! Este tiene que ser impresionante y si además está lleno de obras de arte, es un sitio que no puede dejar de visitarse. Espero hacerlo pronto!!! ;-)

    ResponderEliminar
  4. Uno de mis deseos viajeros más primerizos es conocer este gran museo. Me parece colosal y alberga una de las colecciones de arte más importantes del mundo. Me he conformando con ver la exposición que hay ahora mismo en el Prado... algo es algo. Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Qué recuerdos y qué gran museo. Estuvimos todo el día, desde que abrieron hasta que cerraron, menuda colección y pedazo de palacio, contenido y continente son espectaculares y como todos los grandes museos, agotador. Me ha encantado la entrada, enhorabuena.

    ResponderEliminar
  6. Creo que cuando viaje a San Petesburgo, el Ermitage será mi primera visita. Tiene que ser una preciosidad.
    Gracias por compartirlo

    ResponderEliminar
  7. Hola a todos!
    El Museo del Ermitage es una visita imprescindible cuando se viaja a esta ciudad. El edificio es tan suntuoso, sus salas tan bellas y la cantidad de obras de arte que alberga es tan grande, que el tiempo transcurre sin darte cuenta, aúnque al final notas el cansancio.
    Saludos y gracias por vuestros comentarios.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  8. Por fin veo las fotos.... como he disfrutado. Esta cleo que es impresionante, gracias por este magnífico paseo.
    Saludos

    ResponderEliminar
  9. M. Eugenia, San Petersburgo es una ciudad muy monumental y el Ermitage, un lugar donde contemplar un majestuoso edificio y en el museo admirar grandes obras de arte.

    Saludos

    ResponderEliminar